Sólo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos.



sábado, 31 de octubre de 2009

Sobre las calabazas de Halloween



El origen de las famosas calabazas talladas viene de una leyenda de origen celta (a caballo entre Irlanda y Escocia) sobre Jack "El Tacaño" (Stingy Jack en el original inglés), un granjero que engañaba y mentía a vecinos y amigos.


Esta conducta le consiguió toda clase de enemistades pero también una reputación de persona tan malvada que rivalizaría con el mismísimo Satanás.


El Diablo, a quien llegó el rumor de tan negra alma, acudió a comprobar si efectivamente era un rival de semejante calibre.


Disfrazado como un hombre normal acudió al pueblo de éste y se puso a beber con él durante largas horas, revelando su identidad tras ver que en efecto era un auténtico malvado.

Cuando Lucifer le dijo que venía a llevárselo para pagar por sus pecados, Jack le pidió una ronda más, juntos, como última voluntad.

El Diablo se lo concedió pero al ir a pagar ninguno de los dos tenía dinero, así que Jack retó a Lucifer a convertirse en una moneda para pagar la ronda y demostrar sus poderes.

Satanás lo hizo, pero en lugar de pagar con la moneda Jack la metió en su bolsillo, donde llevaba un crucifijo de plata.

Incapaz de salir de allí el Diablo ordenó al granjero que le dejara libre, pero Jack no lo haría a menos que prometiera volver al infierno para no molestarle durante un año.

Transcurrido ese tiempo, el Diablo apareció de nuevo en casa de Jack para llevárselo al inframundo pero de nuevo Jack pidió un último deseo, en este caso que el Diablo cogiera una manzana situada en lo alto de un árbol para así tener su última comida antes de su tormento.

Lucifer accedió, pero cuando estaba en el árbol Jack talló una cruz en su tronco para que no pudiera escapar.


En esta ocasión Jack le pidió no ser molestado en diez años, además de otra condición: que nunca pudiera reclamar su alma para el inframundo.

Satanás accedió y Jack se vio libre de su amenaza.


Su destino no fue mejor: tras morir (mucho antes de esos diez años pactados), Jack se preparaba para ir al cielo pero fue detenido en las puertas por San Pedro, impidiéndosele el paso pues no podían aceptarle por su mala vida pasada, siendo enviado al Infierno.


Para su desgracia allí tampoco podían aceptarlo debido al trato que había realizado con el Diablo, y éste le expulsó de su reino y le condenó a deambular por los caminos con un nabo hueco con un carbón ardiendo dentro como única luz que guiara su eterno vagar entre los reinos del bien y del mal.


Con el paso del tiempo Jack el Tacaño fue conocido como Jack el de la Linterna o "Jack of the Lantern", nombre que se abrevió al definitivo "Jack O'Lantern".


Esta es la razón de usar nabos (y más tarde calabazas, al ser más grandes y fáciles de tallar) para alumbrar el camino a los difuntos en Halloween, y también el motivo de decorar las casas con estas figuras horrendas (para evitar que Jack llamara a la puerta de las casas y proponer Truco o trato).


Otra leyenda más, curiosa también, aquí os la dejo,en vuestro blog, para que algún día la leáis.


viernes, 30 de octubre de 2009

Fiesta de Halloween

Noa ha celebrado hoy, en su cole, la fiesta de Halloween, ha ido disfrazada de bruja, Iara también tenía celebración pero como está pachucha pues no ha ido al cole y se la ha perdido...

Estaba emocionada cuando he ido a recogerla, tenían el cole lleno de calabazas y telas de araña, han estado celebrándolo todos los peques y ha salido con una piruleta de Halloween.

Su profesora, Virgi, me ha enseñado un vídeo corto que ha grabado con el móvil y más de uno estaba llorando cuando han aparecido las profes disfrazadas de brujas y de fantasmas, otros estaban riéndose a carcajadas, y Noa con cara de circunstancia...pensando qué era eso que estaba pasando, que no le hacía mucha gracia tanto fantasma suelto.



Aquí la podéis ver con su disfraz, por la mañana, antes de irse al cole...




Aquí algo más sonriente...



Os dejo un poco de la historia de Halloween para que, por lo menos, sepamos de qué y de dónde viene...






Halloween o Noche de Brujas es una fiesta proveniente de la cultura celta que se celebra principalmente en Estados Unidos en la noche del 31 de octubre.

Los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta.



Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase "truco o trato".

Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato.

Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.

La palabra Halloween es una derivación de la expresión inglesa All Hallow's Eve (Víspera del Día de los Santos).

Sus orígenes se remontan a los celtas, y la fiesta fue exportada a los Estados Unidos por emigrantes sobre todo irlandeses en el siglo XIX, más o menos hacia 1846.


La fuerza expansiva de la cultura de EE. UU. ha hecho que Halloween se haya popularizado también en otros países.

La historia del Halloween se remonta a hace más de 2.500 años, cuando el año celta terminaba al final del verano, precisamente el día 31 de octubre de nuestro calendario.


El ganado era llevado de los prados a los establos para el invierno. Ese último día, se suponía que los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar.


Para evitarlo, los poblados celtas ensuciaban las casas y las "decoraban" con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, de forma que los muertos se guiaran por medio de estos hasta llegar a un lugar mejor.

De ahí viene la tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos y también los disfraces.

Se dice que la noche de Halloween, la puerta que separaba el mundo de los vivos del Más Allá se abría y los espíritus de los difuntos hacían una procesión en los pueblos en los que vivían.


En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia.


Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.

Ésto es lo que se dice...





martes, 27 de octubre de 2009

Yo solita...


Hace ya unas semanas que ha llegado a Noa la autonomía del “Yo solita”.

Es increíble lo rápido que crecen y ahora, con casi 2 añitos y medio, se siente ya capaz de hacerlo todo ella sola, autónoma, independiente...

Ella solita coge el babero, ella solita saca la leche de la nevera para su bibe, ella solita lo coge y lo lleva al salón para tomárselo.

Ella solita se baja los pantalones y hace pipí, y ella solita, por supuesto, se lo sube otra vez.

Ella solita se toma su puré, buena parte del cual se va a su babero, pero no acepta ayuda de nadie porque ella ya ES MAYOR ¡!!.

Ella solita se pone sus braguitas del muñeco que antes, ella solita, ha elegido.

Ella solita se pone las zapatillas, alguna vez con el pié cambiado, pero como es tan MAYOR ¡!! Pues ya puede, ella solita…

También se pone el pijama ella solita, aquí sí que acepta algo de ayuda cuando se cabrea porque tiene las dos piernas metidas por el mismo hueco del pantalón, pero una vez que le enseñas el otro hueco vuelve a ser autónoma y ella solita se lo termina de poner...

Ella solita coge su mochila del cole y la lleva hasta el coche.

Pero lo más importante para Noa es que ya la dejan saltar en las colchonetas elásticas del parque donde va Iara a jugar, que el año pasado no podía y este año al ser tan MAYOR ¡!! Ya la dejan entrar y de eso está muy orgullosa mi niña pequeña, ahora quiere ir, por supuesto, todos los días a saltar y allí acabamos muchos sábados por la tarde para que deje de protestar y se canse un rato.

Qué rápido pasa el tiempo...hemos pasado de querer que Lospapys se lo hagan todo a querer hacerlo todo ella sola.

Lo único que le falta a mi pequeña para ser totalmente MAYOR es que la den plaza en la piscina donde va Iara, está deseando poder bañarse con su hermana para ser MAYOR del todo...

Me parece estupendo que quiera hacerlo todo solita para aprender.

Habrá que aprovechar mientras todavía nos deje darla achuchones y besos, aunque sea cuando está descuidada, porque para dárselos a Iara hay que pillarla así, de improvisto, que si no se va corriendo y me dice...que me dejes mamá ¡!!!

lunes, 26 de octubre de 2009

Visita a Segovia


El pasado sábado, 17 de octubre, quedamos con los compañeros de trabajos de lospapys y nos fuimos a pasar el día a Segovia.

Iban a venir amigos también con niños para que Iara y Noa jugaran con ellos pero al final, como lo programamos apenas dos días antes, pues no pudieron venir, así que ellas dos eran las únicas peques de la reunión.

Estuvimos comiendo cochinillo y cordero en un restaurante que ya conocíamos, donde lo tienen muy bien montado para los niños, con sus tronas, sus menús infantiles, todo muy bien organizado.

No sabíamos que ese mismo día se celebraba el 125 aniversario de la declaración del Acueducto como monumento nacional, por lo que había una fiestecita de celebración cuando llegamos, luego por la tarde iba a haber orquesta tocando, pero nosotros ya nos volvimos a casa antes de que empezaran a tocar.

Aquí estáis las dos, justo debajo del acueducto, posando para la foto:





El Acueducto de Segovia (en realidad se llama el puente del acueducto) es uno de los monumentos más significativos y mejor conservados de los que dejaron los romanos en la península Ibérica.

Os dejo aquí una leyenda que he encontrado, trasteando por internet, sobre el Acueducto, cuentan que no es de origen romano sino producto del demonio, os lo dejo aquí, mirad qué curioso:

Una criada que servía en una casa de un rico lugareño, cuya casa miraba desde lo alto a la plaza de Azoguejo, tenía como misión trasladar cada día el agua fresca del río para uso y disfrute del señor. La faena era tremendamente penosa, tanto por la distancia como por las cuestas que había hasta llegar a la casa.

Así iba desgastando su energía la muchacha día a día, sabiendo que al día siguiente le esperaba el mismo calvario. Como necesitaba el dinero, no podía abandonar el trabajo. Un día, se derrumbó de auténtico cansancio y desesperación antes de llegar a la casa.

Tanto fue su desespero, que aun siendo una buena muchacha, entre lágrimas invocó al diablo ofreciéndole su alma con tal de no tener que ejercer nunca más faena tan penosa. El diablo raudo y veloz, como si hubiera leído su pensamiento se presentó ante la joven para aceptar el trato. La joven lanzó su propuesta y le dijo:

-“Si eres capaz de hacer algo para traer el agua del río justo a la casa de mi señor y librarme de esta agonía antes de que salga el sol y cante el gallo, te entregaré mi alma para siempre”.


El diablo aceptó el trato pero hizo firmar a la muchacha un pacto de sangre allí mismo. Contento por poder contar con un alma más, se esfumó antes de que la joven se diera ni cuenta.

La muchacha se arrepintió enseguida de lo que había hecho, pero se tranquilizó pensando que seria imposible que el diablo cumpliera su promesa en una sola noche, así que terminó como pudo su jornada y se fue a su casa a descansar, aunque no pudo conciliar el sueño.

Cuando cayó la noche, una gran tormenta asoló la ciudad. Solo la muchacha sabía que no era una simple tormenta, si no el mismo diablo cumpliendo lo que ella le había pedido. Se asomó a la ventana y pudo contemplar como miles de diablos estaban trabajando en la construcción del acueducto. La muchacha entonces se dio cuenta de que estaba perdida y rezó y rogó pero nadie le contestó. La obra siguió durante toda la noche hasta que solo quedaba una piedra por poner.

El diablo agradeció a todos sus maléficos ayudantes su colaboración y entre bailes y risotadas se encaminó hacia el último hueco que quedaba sin prisa, sabiéndose ganador.

De pronto, sonó un gallo y el diablo paró en seco desconcertado. Un rayo de luz se anticipó a la noche y el diablo no había colocado la última piedra...

Indignado, se fue, dejando atrás la grandiosa obra casi terminada y el alma de la muchacha libre.

La joven arrepentida corrió hacia la iglesia para confesar al sacerdote lo que había ocurrido y éste, convencido de que había sido un milagro que la muchacha escapara de las garras del diablo, ordenó colocar una imagen de la Virgen y de San Esteban en el hueco de la piedra.

lunes, 19 de octubre de 2009

Los niños estaban solos...




Su madre se había marchado por la mañana temprano y los había dejado al cuidado de Marina, una joven de dieciocho años a la que a veces contrataba por unas horas para hacerse cargo de ellos a cambio de unos pocos pesos.

Cuando el novio de la jovencita llamó para invitarla a un paseo en su coche nuevo, Marina no dudó demasiado.

Después de todo, los niños estaban durmiendo como cada tarde, y no se despertarían hasta las cinco.

Apenas escuchó la bocina cogió su bolso y descolgó el teléfono.Tomó la precaución de cerrar la puerta del cuarto y se guardó la llave en el bolsillo.


Ella no quería arriesgarse a que Pancho se despertara y bajara las escaleras para buscarla, porque después de todo tenía sólo seis años y en un descuido podía tropezar y lastimarse .


Además, pensó, si eso sucediera. ¿Cómo le explicaría a su madre que el niño no la había encontrado?

Quizás fue un cortocircuito en el televisor encendido o en alguna de las luces de la sala, o tal vez una chispa del hogar de leña el caso es que cuando las cortinas empezaron a arder el fuego rápidamente alcanzó la escalera de madera que conducía a los dormitorios.


La tos del bebé debido al humo que se filtraba por debajo de la puerta lo despertó.Sin pensar, Pancho saltó de la cama y forcejeó el picaporte para abrir la puerta pero no pudo.


De todos modos, si lo hubiera conseguido, él y su hermanito de meses hubieran sido devorados por las llamas en pocos minutos.


Pancho gritó llamando a Marina, pero nadie contestó.Así que corrió al teléfono que había en el cuarto (él sabía cómo marcar el número de su mamá) pero no había línea.

Pancho se dio cuenta que debía sacar a su hermanito de allí.
Intentó abrir la ventana que daba a la cornisa, pero era imposible para sus pequeñas manos destrabar el seguro y aunque lo hubiera conseguido aún debía soltar la malla de alambre que sus padres habían instalado como protección.

Cuando los bomberos terminaron de apagar el incendio, el tema de conversación de todos era el mismo ...

¿Cómo pudo ese niño tan pequeño romper el vidrio y luego el enrejado con el perchero?

¿Cómo pudo cargar al bebé en la mochila?

¿Cómo pudo caminar por la cornisa con semejante peso y bajar por el árbol?

¿Cómo pudo salvar su vida y la de su hermano?.


El viejo jefe de bomberos, hombre sabio y respetado les dio la respuesta:



- Panchito estaba solo... No tenía a nadie que le dijera que no iba a poder.

martes, 13 de octubre de 2009

Vosotras dos sois lo mejor !!!

Siempre he preferido la música española, y me sigue gustando un montón.
Uno de mis grupos favoritos, de cuando era adolescente, entre otros, son los Celtas Cortos.

Aquí os dejo una de las canciones que más me gusta, del último disco que han sacado.
De las antiguas os pondría muchísimas, aunque si tuviera que elegir una sóla sería 20 de Abril, me trae muy buenos recuerdos, pero ahora os dejo ésta que creo que es muy buena para levantar el ánimo cuando estéis de bajón.

Espero que os guste a las dos.






De todo un tiempo curándome heridas,
he rescatado todo lo mejor.

Y el sentimiento me ha dado palabras que he convertido en esta
canción
Y pese a todo, qué hermosa es la vida, aunque regale a veces dolor
Aunque sea a veces cabrona perdida,
siempre hay un sitio para el amor
No te rindas nunca a la depresión.

Saca algo de fuerza de esta canción.
No abandones nunca, hay un lugar mejor, y lo llevas dentro de
tu corazón
De todo malo siempre hay algo bueno.
Del lado bueno hay algo mejor,
Y del mejor, saca lo que tú puedas, y gástalo con los de alrededor.
Date una fiesta en un día cualquiera.
Un homenaje: tú eres el mejor.

Deja que pasen esos nubarrones.
Tras la tormenta siempre sale el sol
Porque está claro, la vida es jodida, pero tú puedes darle un subidón.
Un subidón que cierre las heridas y las convierta en acorde mayor
Cómete al mundo mirando sus ojos, verás qué rico que sabe el cabrón
Y que la vida tiene muchas vidas, y es verdadera esta canción

viernes, 9 de octubre de 2009

Después del baño...

El mes pasado les hice unas fotos al salir de la bañera, por la noche, después de bañarse y antes de vestirse.

Las dos posaron muy dispuestas, con su capa de Pocoyó Iara, y de las princesas Noa.

Les gusta bañarse, todo menos que les eche agua por la cabeza, se ponen a jugar con la cantidad de muñecos que tienen dentro y al final siempre acaban peleándose por alguno de ellos, con todos los que tienen siempre quieren el mismo.

Eso o que Noa empieza a echarle agua a Iara y ésta al final, se mosquea y la arrea con la mano, con lo cual Noa acaba llorando.

En fin que ni con un baño relajante conseguimos descansar más de 5 minutos seguidos porque, cuando empiezan a mosquearse, enseguida se quieren salir.

Aquí os dejo un par de fotos para que las veáis todos y para que ellas se vean también cuando crezcan.





Y otra más...



miércoles, 7 de octubre de 2009

Celebración del cumple del Nono !!!!



El sábado pasado celebramos el cumple del Nono.

Elpapy también trabajó así que llegamos justo a la hora de comer, a mesa puesta.

Comimos también de aperitivos toda la family y después Iara y Noa le ayudaron, al Nono, a soplar las velas del 63 cumple.

Lo pasamos muy bien, las peques estuvieron jugando con sus titos y con los nonos y como hacen básicamente lo que quieren allí, pues estaban encantadas.

Luego, después de soplar las velas, brindamos todos, Iara y Noa con agua, y le cantamos al Nono el cumpleaños feliz….

En el viaje de vuelta a casa se quedaron las dos dormidas en el coche un ratito y acabamos, como últimamente todos los sábados por la tarde-noche, en el Heron City saltando en las camas elásticas.

No trasnochamos mucho porque Elpapy también tenía que madrugar el domingo para ir de nuevo a currar, además Noa tenía que estar descansada para empezar la Operación Pañal que, como ya conté, ha ido estupendamente, ahora sí que es una gran Mayor.

Bueno Nono pues lo dicho, que muchísimas felicidades y que cumplas muchos más.

Te queremos.

lunes, 5 de octubre de 2009

Operación pañal de Noa !!!

Ayer, domingo, empezamos la operación pañal de Noa.

Nos levantamos sobre las 9 y después de desayunar quitamos a Noa el pañal y le colocamos su braguita de la nena, June, la niña de los Little Einstein que más le gusta a ella.

Noa estaba deseando estrenar su braguita nueva y lamamy le repetía, una y otra vez, que no podía mancharla, que si se hacía pipí June se mancharía y se pondría triste y se la tendría que quitar del culete para lavarla.

Aquí la tenéis en plena faena:



Bueno pues hasta las 11:30h. no hubo ni un pipí, ni en el orinal ni en la braguita.


Pero desde entonces y después de pasar por el orinal varias veces, el primer pipí hizo su aparición y, por supuesto, no fue en el orinal, sí, donde ya imagináis, se lo hizo en la braguita de June.

Entonces fuera braguita mojada, fuera calcetines mojados, menos mal que Lamamy, para prevenir, le había colocado un vestidito y ese con suerte, no lo mojó.

A la media hora del primer pipí, sobre las 12:45h. el segundo pipí, de nuevo en la braguita, esta vez del osito winnie de pooh, y de nuevo quita pañal, quita calcetines y limpia el suelo de la cocina que tenía un buen charquito de pipí.

La pobre me miraba y decía: -- Se ha manchado winnie...

Y yo repitiéndole que sí, que el pipí, con braguita, había que hacerlo en el orinal y ella pobre se sentaba y al rato se levantaba y decía:

-- mamá, no sale...

Así llegamos a la hora de la siesta,a las 14:00h, llevábamos dos pises en la mañana, ambos en la braguita y cero pises en el orinal...

Después la siesta, no nos arriesgamos, con pañal incluido por si había más escapes.



Pero lo mejor llegó después de la siesta.

Cuando la levanté el pañal estaba sin mojar, vamos que no había hecho pis dormida, así que rápidamente la sentamos en el orinal y no había pasado ni un minuto cuando oímos el gran chorrito, por fin, ahí empezó la fiesta... aplausos, besos, gritos de campeona y una chuche de premio por la gran hazaña conseguida, hasta Iara la dio un beso para celebrarlo.

Y a partir de ahí, ni un pis encima en toda la tarde, unas dos horas después otro, también en orinal y tres más después, todos muy bien hechos, en el sitio adecuado...mi chica pequeña que se nos hace mayor...incluso hizo su primera cacota en su orinal también...se ponía todo emocionada cuando lo hacía, me miraba y me decía riéndose:

-- Ya sale, sí ya sale – y se levantaba aplaudiéndose ella misma...jajaja.

Por eso estamos muy contentos con cómo ha ido el primer día de “operación pañal”, a ver si sigue la buena racha y lo tenemos controlado enseguida.

Hoy se ha llevado una gran mochila al cole de pequeños por si se le escapa allí, lleva muda de todo, incluidas las braguitas de sus muñecos preferidos, varios pantalones, varios calcetines, incluso dos pares de zapatos, pero espero que allí también vaya bien la cosa.

La verdad es que con Iara tampoco fue difícil, en una semana estaba totalmente controlado, incluso por la noche sólo se hizo pis en la cama un par de veces.

Un abrazo muy fuerte a mi campeona Noa, que está hecha una MAYOR...

Felicidades tita Adela !!!!


Hoy es el cumpleaños de la tita Adela, la mamá de los primos Javi y Alex.

Muchísimas felicidades tita, que pases un buen día y que te regalen muchas cosas.

El próximo sábado lo celebramos, que ya es el último cumple del mes, a ver si terminamos con las comilonas porque la tripita crece…

Muchos besos de Iara y Noa.

viernes, 2 de octubre de 2009

TU TIENES EL RELOJ, YO TENGO EL TIEMPO

El otro día Elpapy me mandó por correo esta entrevista y los dos estamos de acuerdo en que la tengáis vosotras en vuestro blog.

Parece mentira que viviendo todos en el mismo mundo las vidas sean tan diferentes...






Este es el correo que mando Elpapy:

He traido aquí esta interesante entrevista por cuanto aporta una visión diametralmente opuesta a lo que es la deriva actual de nuestras sociedades.
Moussa Ag Assarid es un miembro de la tribu de los Touareg en África, desde otra óptica de la vida expone sus vivencias y sensaciones.

Que nunca perdamos el horizonte ni el rumbo de lo importante, la noción de lo que nos alimenta el alma.



TU TIENES EL RELOJ, YO TENGO EL TIEMPO
Entrevista realizada por Víctor M. Amela a Moussa Ag Assarid.


Moussa Ag Assarid

Moussa: - No sé mi edad: ¡Nací en el desierto del Sahara, sin papeles...! Nací en un campamento nómada Tuareg entre Tombuctú y Gao, al norte de Mali. He sido pastor de los camellos, cabras, corderos y vacas de mi padre. Hoy estudio Gestión en la Universidad Montpellier-1. Estoy soltero. Defiendo a los pastores Tuareg. Soy musulmán, sin fanatismo.

Víctor:- ¡Qué turbante tan hermoso...!

Moussa: - Es una fina tela de algodón: permite tapar la cara en el desierto cuando se levanta arena, y a la vez seguir viendo y respirando a su través.

Víctor:- Es de un azul bellísimo...

Moussa: - A los Tuareg nos llamaban los hombres azules por esto: la tela destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados....

Víctor:- ¿Cómo elaboran ese intenso azul añil?

Moussa:- Con una planta llamada índigo, mezclada con otros pigmentos naturales. El azul, para los Tuareg, es el color del mundo.

Víctor:- ¿Por qué?

Moussa: - Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa.

Víctor: - ¿Quiénes son los Tuareg?

Moussa: - Tuareg significa abandonados, porque somos un viejo pueblo nómada del desierto, solitario, orgulloso: “señores del desierto”, nos llaman. Nuestra etnia es la amazigh (berebere), y nuestro alfabeto, el tifinagh.

Víctor: - ¿Cuántos son?

Moussa: - Unos tres millones, y la mayoría todavía nómadas. Pero la población decrece.... '¡Hace falta que un pueblo desaparezca para que sepamos que existía!', denunciaba una vez un sabio: Yo lucho por preservar este pueblo.

Víctor: - ¿A qué se dedican?

Moussa: - Pastoreamos rebaños de camellos, cabras, corderos, vacas y asnos en un reino de infinito y de silencio....

Víctor: - ¿De verdad tan silencioso es el desierto?

Moussa: - Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio corazón. No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.

Víctor: - ¿Qué recuerdos de su niñez en el desierto conserva con mayor nitidez?

Moussa: - Me despierto con el sol. Ahí están las cabras de mi padre. Ellas nos dan leche y carne, nosotros las llevamos a donde hay agua y hierba.... Así hizo mi bisabuelo, y mi abuelo, y mi padre.... Y yo. ¡No había otra cosa en el mundo más que eso, y yo era muy feliz en él!

Víctor: - ¿Sí? No parece muy estimulante....

Moussa: - Mucho. A los siete años ya te dejan alejarte del campamento, para lo que te enseñan las cosas importantes: a olisquear el aire, escuchar, aguzar la vista, orientarte por el sol y las estrellas.... Y a dejarte llevar por el camello, si te pierdes: te llevará a donde hay agua.

Víctor: - Saber eso es valioso, sin duda....

Moussa: - Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

Víctor: - Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?

Moussa: - Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso. ¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!

Víctor: - ¿Qué es lo que más le chocó en su primer viaje a Europa?

Moussa: - Vi correr a la gente por el aeropuerto.... ¡En el desierto sólo se corre si viene una tormenta de arena! Me asusté, claro....

Víctor: - Sólo iban a buscar las maletas, ja, ja...

Moussa: - Sí, era eso. También vi carteles de chicas desnudas: ¿por qué esa falta de respeto hacia la mujer?, me pregunté.... Después, en el hotel Ibis, vi el primer grifo de mi vida: vi correr el agua.... y sentí ganas de llorar.

Víctor: - Qué abundancia, qué derroche, ¿no?

Moussa: - ¡Todos los días de mi vida habían consistido en buscar agua! Cuando veo las fuentes de adorno aquí y allá, aún sigo sintiendo dentro un dolor tan inmenso...

Víctor: - ¿Tanto como eso?

Moussa: - Sí. A principios de los 90 hubo una gran sequía, murieron los animales, caímos enfermos.... Yo tendría unos doce años, y mi madre murió.... ¡Ella lo era todo para mí! Me contaba historias y me enseñó a contarlas bien. Me enseñó a ser yo mismo.

Víctor: - ¿Qué pasó con su familia?

Moussa: - Convencí a mi padre de que me dejase ir a la escuela. Casi cada día yo caminaba quince kilómetros. Hasta que el maestro me dejó una cama para dormir, y una señora me daba de comer al pasar ante su casa.... Entendí: mi madre estaba ayudándome....

Víctor: - ¿De dónde salió esa pasión por la escuela?

Moussa: - De que un par de años antes había pasado por el campamento el rally París-Dakar, y a una periodista se le cayó un libro de la mochila. Lo recogí y se lo di. Me lo regaló y me habló de aquel libro: El Principito. Y yo me prometí que un día sería capaz de leerlo....

Víctor: - Y lo logró.

Moussa: - Sí. Y así fue como logré una beca para estudiar en Francia.

Víctor: - ¡Un Tuareg en la universidad...!

Moussa: - Ah, lo que más añoro aquí es la leche de camella.... Y el fuego de leña. Y caminar descalzo sobre la arena cálida. Y las estrellas: allí las miramos cada noche, y cada estrella es distinta de otra, como es distinta cada cabra.... Aquí, por la noche, miráis la tele.

Víctor: - Sí.... ¿Qué es lo que peor le parece de aquí?

Moussa: - Tenéis de todo, pero no os basta. Os quejáis. ¡En Francia se pasan la vida quejándose! Os encadenáis de por vida a un banco, y hay ansia de poseer, frenesí, prisa.... En el desierto no hay atascos, ¿y sabe por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a nadie!

Víctor: - Reláteme un momento de felicidad intensa en su lejano desierto.

Moussa: - Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor, y el frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente al campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul, rojo, amarillo, verde....

Víctor: - Fascinante, desde luego....

Moussa: - Es un momento mágico.... Entramos todos en la tienda y hervimos té. Sentados, en silencio, escuchamos el hervor.... La calma nos invade a todos: los latidos del corazón se acompasan al pitpit del hervor....

Víctor: - Qué paz....

Moussa: - Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo....

 
Template by suckmylolly.com - header candies by Tayoindesign